//Coche eléctrico: todo lo que necesitas saber

Coche eléctrico: todo lo que necesitas saber

¿Estás pensando en pasarte al coche eléctrico? Si este es tu caso, lo más probable es que te hayan surgido muchísimas dudas: cuánto cuesta cargarlos, cuánto consumen, cuánto tardan en cargarse, dónde se pueden recargar, las diferencias con los coches tradicionales,… No te preocupes, vamos a intentar resolvértelas todas.

Consumo del coche eléctrico

Hasta ahora, cuando hablábamos de consumos de un coche, estábamos acostumbrados a escuchar litros a los 100 km, aunque al final siempre éramos más prácticos y lo convertíamos en con un depósito hago 800 km, y el depósito me cuesta 65€ (por ejemplo).

Pues ahora, lógicamente, litros ya no tenemos, así que tenemos que hablar de kilovatios hora a los 100 km, y nuestro (hasta ahora) depósito se convierte en una batería. Y la capacidad de la batería, junto con el consumo del motor, será lo que determine cuántos km podremos recorrer con el coche.

Al final el funcionamiento es el mismo, hay coches eléctricos más potentes que consumen más y menos potentes que consumen menos, exactamente igual que en los coches tradicionales. Entonces, ¿por qué consume menos un coche eléctrico que uno gasolina o diésel? Por la eficiencia. En los vehículos tradicionales se pierde gran parte de la energía porque se emplea en otros procesos y, sobre todo, se convierte en calor, mientras que en los vehículos eléctricos el 90% de la energía que genera el motor va directamente a las ruedas.

Consumo del Nissan Leaf

Hace algunos meses, nuestro compañero Daniel se compró un Nissan Leaf, con el que ya ha recorrido 30.000 km, así que te puedo contar de primera mano lo que ha gastado en este tiempo.

Ha tenido un consumo medio de 16 Kwh. Veámoslo con números: en estos 30.000 km, Daniel ha gastado 642 € en electricidad, es decir, a una media de 2 € / 100 km. Es distancia recorrida con un coche tradicional le habría costado 3.000 €, dejando una media de 10 € / 100 km.

Os dejo un vídeo en el que os cuenta su experiencia con el Nissan Leaf.

Coche eléctrico VS coche de combustión (gasolina o diésel)

Al final, la gran duda que se nos plantea es: ¿qué es mejor? ¿comprar un coche eléctrico o uno convencional?

Los coches eléctricos son algo más caros pero, en muchas CCAA existen ayudas y subvenciones a la compra de estos vehículos con las que compensarlo.
Así mismo, esta diferencia también se compensará con el ahorro en combustible.

Respecto a los coches de combustión, su precio inicial es menor pero, a la larga, si tenemos en cuenta el combustible, el mantenimiento y su vida útil saldrán más caros.

Consumo

En relación al consumo, aquí gana claramente el coche eléctrico. De forma muy general, podríamos decir que 1 litro equivale a 3 Kwh. Un litro de gasolina cuesta 1,30 €. Y 1 Kwh cuesta entre 0,03 y 0,30 € (dependiendo de si se carga en casa o en un punto de recarga público). Pongamos que lo cargamos en casa, recorrer 200 km nos costaría menos de 0,80 € mientras que en un coche de gasolina nos costaría 13 €. ¿Por qué ocurre esto? Porque un motor eléctrico es mucho más eficiente y gestiona mejor la energía.

Además, ahora mismo, el precio de la gasolina y el diésel va in crescendo, y esa tendencia no tiene pinta de cambiar.

Autonomía

El talón de Aquiles de los vehículos eléctricos es su autonomía. Las baterías cada vez tienen más capacidad pero, por el momento, no hay ninguna que llegue a los 800 km que de media tiene un coche tradicional (a no ser que hablemos del Tesla Roadster, con 1.000 km de autonomía, pero no muy apto para todos los bolsillos…). En este sentido, la mejor opción que tiene el conductor de un coche eléctrico cuando va a realizar un viaje largo es planificarlo para tener previstas las paradas con puntos de recarga.

Mantenimiento

De lo que si te librarás si compras un coche eléctrico es del mantenimiento. Se acabaron los cambios de aceite y filtros, no hay correa de distribución, ni embrague… Y, por supuesto, la duración de un coche eléctrico es mucho mayor ya que no hay desgaste. A excepción de la batería que, al igual que la batería de un móvil, se acabará deteriorando y perdiendo capacidad. No te puedo asegurar cuanto durará la batería de un coche eléctrico pero te puedo decir que hace unos días, un taxista vallisoletano cambió la batería del Nissan Leaf tras 350.000 km. Y al renovar la batería… ¡coche nuevo!

Respecto a los impuestos y el aparcamiento todo son ventajas. Hay cada vez más aparcamientos habilitados con punto de recarga para coches eléctricos y en muchos centros comerciales la recarga es gratuita. Además, en algunas ciudades, la zona azul para vehículos eléctricos es gratuita. Igualmente hay ciertos beneficios fiscales como algunos peajes gratuitos o descuentos en el impuesto de circulación (de hasta el 75%).

Recarga del coche eléctrico

Estamos acostumbrados a buscar una gasolinera cuando la aguja ya está en la última línea (algunos apuran a que sale la lucecita de reserva 😂). Pues solamente tenemos que cambiar el chip y pensar que un punto de carga es lo mismo, pero para coches eléctricos. Con la ventaja de que podrás “repostar” en el garaje de tu casa, o en el aparcamiento del trabajo mientras haces tu jornada, o en el centro comercial al tiempo que haces tus compras…

Es cierto que la red de puntos de recarga tiene que crecer mucho y por eso EasyCharger ya ha comenzado el despliegue, junto con Nissan, de más de 100 puntos de carga por toda España.

Y pronto estarán todos operativos así que ya os iremos avisando =)

El futuro son los coches eléctricos

Hace unos días nos llegaron los datos de ventas de vehículos eléctricos e híbridos enchufables del pasado mes de septiembre y, como ya se preveía, se ha convertido en un nuevo récord mundial con más de 200.000 matriculaciones. Esto supone una subida del 68% en relación al mismo mes de 2017 y hace un total de casi 1.300.000 coches eléctricos matriculados en 2018.

La tendencia de este tipo de vehículos es claramente alcista, y no es para menos. Las restricciones y los precios del diésel y la gasolina son cada vez mayores (por no hablar del impacto medioambiental de ambos), esto hace necesaria la aparición de sustitutos que no contaminen y cuyo precio del combustible (recarga en este caso) sea menor.

Espero haberte resuelto, al menos, casi todas las dudas que tenías. Y, si no es así, ¡pregúntanos todo lo que quieras que te responderemos encantados! =)

Por | 2018-11-13T10:24:29+00:00 noviembre 8th, 2018|Vehículo eléctrico|0 comentarios

Deja un comentario